Inicio > Educación > Gestión de un aula con alumnos poco receptivos

Gestión de un aula con alumnos poco receptivos

Esta conferencia realizada por Juan Vaello Orts, dentro del seminario del Master de profesorado en educación secundaria de la Universidad Miguel Hernández de Elche, nos muestra cómo dar clase a aquellos que no quieren recibir ninguna clase, y cómo se ha de gestionar un aula en estas circunstancias.

Hay ideas interesantes dentro de este vídeo, y es que para poder dar clases en un aula hay que saber lo que acontece en un aula. Porque un aula no es sólo la sala donde se dan las clases, sino que, mucho más importante que esto,  es un espacio de convivencia entre personas que pasan muchas horas juntas a lo largo de un curso, donde se crean estrechos vínculos intelectuales y afectivos entre alumnos y profesores. Estas relaciones pueden presentar múltiples aspectos, lo que confiere al aula una dimensión cognitiva y  emocional muy significativa en los procesos de enseñanza-aprendizaje, ya que esas relaciones pueden llegar a ser muy negativas y convertir el aula en un espacio con un hostil clima para el estudio y el trabajo. Es obligación del profesor modificar este clima para que sea el óptimo para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Además de conseguir ese clima óptimo, el profesor tiene que lograr que los alumnos le presten atención y que mantengan un grado de concentración adecuado, y no sólo en clase para la realización de las tareas escolares, sino también en casa para el estudio personal de cada alumno. Otro aspecto que se se remarca es la motivación, cuya importancia es mayor en los niveles educativos obligatorios, ya que es donde podemos encontrar unos grados elevados de desmotivación, lo que generará conflictos o actitudes negativas en el aula, por lo que el profesor ha de aportar un plus de motivación a aquellos/as alumnos/as que tengan dudas acerca de seguir estudiando o bien de abandonar sus estudios.

Sin embargo, muchos docentes se centran simplemente en el aspecto meramente académico y “clasifican” a sus alumnos por la cantidad y calidad de los contenidos adquiridos en sus materias, lo que representa una desviación en la educación de sus alumnos, ya que olvidan aspectos educativos como los anteriormente descritos. Además, el aspecto puramente académico será positivo y vendrá por sí solo si se consigue previamente que el ambiente de clase, la relación profesor-alumno, la confianza y autoestima del alumno, la atención y la motivación sean los adecuados.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: