Inicio > Educación > “Notes d’educació” (reportaje sobre modelos de sistemas educativos, emitido en el programa “30 minuts” de TV3, 17.04.2011)

“Notes d’educació” (reportaje sobre modelos de sistemas educativos, emitido en el programa “30 minuts” de TV3, 17.04.2011)

Notes-deducacio

El contenido de este reportaje, que compara dos escenarios educativos (Nueva York y el sistema finlandés) con el catalán, conduce a plantearse una cuestión central: si el sistema finlandés ha dado tan buenos resultados, ¿se puede importar a otros lugares? Uno de los pedagogos que intervienen en el programa, por la parte catalana, afirma que los modelos no son extrapolables, porque en cada lugar hay una realidad distinta, pero que muchos de los elementos que funcionan bien en Finlandia han sido propuestos por la pedagogía desde hace años, y en cambio no se han aplicado en nuestro país.
Para que el modelo finlandés pudiera ponese en práctica en el sistema educativo catalán y español, habría que hacer casi una revolución, y no sólo (ni primordialmente) educativa. Sin embargo, lo cierto es que bastaría con voluntad e inversiones adecuadas para conseguir algunos resultados tan favorables como los que aquel modelo ofrece. Menos alumnos por aula, más docentes y más especialistas. Sólo así se consigue una didáctica centrada en las necesidades de los alumnos. Esta medida sería respaldada e incluso aplaudida por los docentes, pero otras no lo serían tanto: en Finlandia el sistema público permite a los directores elegir a sus profesionales y exigirles resultados como requisito para continuar en el proyecto de centro.
Los métodos docentes aquí revisados, además, distan mucho de los habituales en nuestro entorno. Un alumno finés que ha sido escolarizado también en España dice que la diferencia entre las clases de su país actual y las nuestras radica en que en las nuestras el profesor se limita a explicar lo que dice el libro. El sistema español adolece de una didáctica estimulante e innovadora. Es un lastre de décadas, del que salen beneficiadas las editoriales. Los docentes reciben los libros con las programaciones ya hechas, con las soluciones a las preguntas, con los exámenes ya diseñados. Eso genera una dinámica de carácter burocrático: se hace leer la lección y luego se realizan las actividades por escrito o en la pizarra, actividades que remiten a la lección e incluso repiten el texto. De la burocracia docente se pasa a la burocracia del alumno. Y los niños llevan varias generaciones acostumbrados a esta dinámica de trabajo. Cualquier intento de cambiarla puede encontrar resistencias incluso por parte de esos alumnos que llevan años anclados en este sistema de fichas de trabajo.

Otro aspecto que convendría revisar es el tipo de selección que se lleva a cabo para acceder a la docencia. Por fin la carrera de maestro ha dejado de ser una graduación de 3 años (una carrera que se escogía cuando no se sabía qué estudiar) para pasar a equipararse a las restantes, que exigen una especializaciòn posterior y un año entero de prácticas. Es de esperar que con este cambio, el nivel académico y metodológico de los docentes españoles pueda superar ciertas barreras: los alumnos deben percibir claramente que quien les enseña tiene conocimientos más allá de las limitaciones de un libro de texto poco estimulante; el maestro ha de parecer un “magister”, una especie de mago, y para ello hay que ir más allá del libro, de “la lección de hoy” y del “no te salgas de la raya”. Son excepcionales esos maestros que, también ellos, saben “salirse de la raya” y aplicar una docencia creativa y estimulante; y sin embargo, el cambio de dirección (o no) en los resultados educativos (no sólo los que ofrece PISA) va a depender de ellos, de su audacia y su perseverancia.

Josep Pradas
Categorías:Educación Etiquetas: , ,
  1. 6 enero, 2012 en 0:23

    Definitivamente no es suficiente que un sistema educativo funcione en un determinado país para tomar la decisión de adoptarlo y pretender que funcione con los mismos resultados en otro lugar, pero si se puede adaptar a la situación, cultura, entorno, etc. de otro país y de esta forma conseguir una mejora.

    • 8 enero, 2012 en 11:12

      Sin duda alguna, la asunción con éxito de un modelo escolar depende de todas esas circunstancias particulares, incluyendo el clima, y el clima finlandés es sustancialmente diferente del mediterráneo. Aquí, los chavales salen del cole y se quedan en la calle jugando, o acaban en actividades extraescolares diarias porque los padres trabajan hasta más tarde. En realidad , habría que cambiar muchas cosas para que todos viviésemos mucho mejor, conciliar el trabajo con el cuidado de los hijos y esas cosas que seguramente los nórdicos hacen mejor que nosotros. Pero algunos elementos de ese modelo son perfectamente exportables: inversión en educación, aumento de personal docente motivado, disminución de la ratio, selección de los docentes, etc.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: